Acentos que no debemos poner

Tildes o acentos que no debemos ponerLos cambios en la normativa de la Real Academia avanzan a la par que la lengua, por eso debemos intentar adaptarnos a las nuevas normas, aunque se siga aceptando la forma antigua.

Es el caso de los pronombres demostrativos que antes llevaban tilde. Por ejemplo «este», que ahora la Real Academia no lo recomienda. Lo mismo ocurre con «solo» que se tildaba cuando era adverbio, pero ya no se debe tildar.

Cuando la «o» iba entre números, para diferenciar que era una letra y no un número más, se le ponía tilde, pero ya no, porque se entiende que el cero al ser más alargado no da lugar a confusión.

Nunca debemos olvidar que los pronombres personales sí llevan tilde (él, tú), para diferenciarlos del artículo.

Comentarios cerrados.