Laísmo, loísmo y leísmo

Laísmo, loísmo y leísmoEstos fenómenos se dan cuando no utilizamos el pronombre de tercera persona átono correctamente. Para no caer en un uso inadecuado, debemos fijarnos en la función sintáctica que desempeña dentro de la oración. Si desempeña la función de complemento directo, el uso correcto es: las formas «lo, los» para masculino y «la, las» para femenino, en singular y plural respectivamente. Si utilizásemos «le, les» estaríamos ante un caso de leísmo.

Cuando el pronombre realiza la función de complemento indirecto, las formas que debemos utilizar son «le, les», tanto para femenino como para masculino. Aunque hay excepciones aceptadas por la norma dependiendo del verbo, por eso en caso de duda lo mejor es recurrir al Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia.

 

 

Comentarios cerrados.