EVALUACIÓN

Lámina calificacionesLa evaluación del alumno/a permite conocer el nivel de conocimientos que ha adquirido a lo largo de las sesiones lectivas y tras la realización de las prácticas continuadas inherentes al propio curso, sea de maquetación, diseño de cubiertas o corrección ortotipográfica de textos. De este modo, podremos certificar el nivel de aptitud de aquellos que han superado el programa con éxito y extender el correspondiente diploma a efectos fundamentalmente laborales. Dicha evaluación se lleva a cabo mediante dos procesos diferenciados:

  1. Evaluación continuada.- En contacto permanente con el alumno/a, el profesor supervisará los trabajos diarios y tendrá perfecta medida de los conocimientos que ha implementado en su repertorio profesional. Esta evaluación tiene lugar sin que los asistentes deban superar prueba alguna ni elaborar ningún trabajo, más allá de su desempeño habitual durante el desarrollo del programa formativo.
  2. Trabajo final.- El alumno desarrollará, antes de ultimar el programa, un trabajo final en que se demuestren las habilidades adquiridas. Es la mejor manera de que el profesor pueda valorar operativamente y cuantificar el grado de desarrollo del alumno/a que finaliza cualquiera de los programas en los que ha participado.

Nuestros alumnos superan con creces las pruebas de aptitud que te mencionamos. Todo ello gracias a la potenciación del trabajo práctico sobre el desarrollo teórico, imprescindible pero dimensionado a lo estrictamente profesional que será, en definitiva, lo que te abra las puertas del trabajo especializado en una editorial u otra empresa del sector. Por este motivo, la nota conseguida por cada alumno/a quedará reflejada en el diploma acreditativo que extenderemos en su nombre: una manera de valorar el esfuerzo individual y de motivar al alumno/a para que dedique el máximo rendimiento.

Si deseas más información sobre los sistemas de evaluación de nuestros programas puedes ponerte en contacto con nosotros.

Muchas gracias.

 

Comentarios cerrados.